Mariana González

Educadora – Narradora oral

La narración oral es una habilidad innata en mí,

He sido educadora durante más de 20 años y siempre he participado activamente en grupos donde utilizamos esta herramienta maravillosa para fomentar el aprendizaje y promover la integración social.

La experiencia migratoria me ha dado la bendición de integrar mi amor por Canarias, tierra de mis abuelos y Venezuela, la tierra que me vio nacer.

Gracias a la narrativa oral, he podido educar mientras doy a conocer ambas tradiciones culturales, compartiendo historias, mitos y leyendas, lo cual me ha llenado de gran satisfacción.

Además, esta experiencia me ha llevado a reinventarme como Técnica en Animación Sociocultural y he descubierto que la educación no formal abarca un campo maravilloso en el cual se puede intervenir socialmente en los sectores más vulnerables.

 

Los pasos que me llevado a crear «Los Cuentos de Marianita»

Desde pequeña fui una buena comunicadora, recuerdo que pronunciaba palabras complicadas y eso era curioso para los adultos.

Siempre me quise dedicar a la educación, jugaba a ser maestra y mis muñecos eran mis alumnos. Cuando fui a estudiar en la Universidad, mi papá me recomendó que estudiase una especialidad que me permitiese poder ejercer en diferentes escenarios, por ello elegí Ciencias Pedagógicas en la Universidad Católica Andrés Bello en Caracas, donde no sólo aprendí conocimientos teóricos como profesional, sino que “en todo amar y servir” (San Ignacio de Loyola).

Con el pasar de los años y la experiencia docente, fui contando mis clases de manera espontánea. La maternidad me dio un nuevo renacer al arte, aquel que había experimentado en mi adolescencia. Decidí buscar al único narrador conocido y querido, el gran Armando Quintero Laplume, quien me enseñó este arte milenario que integro a la educación para trabajar estas tres áreas que te invito a navegar en mi barco.

Empresas y asociaciónes con quienes he trabajado

Cabildo de Tenerife

Escucha mis cuentos